Facebook está probando una nueva forma para que los anunciantes compren espacios de vídeo y de esta forma puedan determinar qué anuncios son los que la gente está realmente viendo.

Un representante de Facebook confirmó que se está ejecutando una prueba global con las grandes marcas que utilizan Power Editor y herramientas API de la compañía para gestionar campañas.

Hasta ahora, los anunciantes pagaban sus videos inmediatamente después de que aparecían publicados, algo parecido a un modelo de costo por impresión pero ahora ya pueden empezar a pagar por los videos con una tasa similar a la del pago por vista que se activa después de que los usuarios lo miran durante 10 segundos, haciendo al anuncio mucho más valioso para las marcas que quieren pagar por reproducciones de calidad.

Mientras que Facebook cobra a los anunciantes para los videos desde el momento en que aparecen en una fuente de noticias, las vistas se definen de manera diferente ya que los usuarios pueden desplazarse fácilmente más allá de los anuncios. Facebook considera que sus videos tienen una duración promedio de tres segundos, diferencia significativa contra YouTube que ofrece 30 segundos. Esto ha resultado en clips de compañías subidos a Facebook para acumular una gran cantidad de reproducciones a en comparación con los publicados en YouTube en los últimos meses aunque eso no necesariamente significan la gente está viendo anuncios.

Esta prueba de Facebook es el último ejemplo de que los anuncios a través de video digital cada vez son más un dolor de cabeza para las marcas que tratan de averiguar cómo funciona este tipo de marketing.

Cuando Twitter lanzó sus video de reproducción automática a principios de este mes, se trató de abordar las preocupaciones con la promesa de las marcas 100 % de visibilidad, siempre y cuando el video fue visto por tres segundos.

 

Artículo original.